viernes, 23 de junio de 2017

ENVIDIA Y CELOS:

Qué complicado lo de la competencia hoy en día, cuando hemos creado una sociedad para que continuamente estemos compitiendo unos con otros, creando seres amorales a los que les da igual la manera de conseguir destacar, al precio que sea, por encima de los demás, y mantener el estatus de la manera que sea…
Desde bien niños solo nos enseñan a ganar y nunca a perder ni a desilusionarnos, a tener reveses en la vida. En fin, siempre hay que ser el ganador o el mejor…
Yo fui uno de ellos, pero la experiencia de vida por la que tuve que pasar, lo que me ofreció es la mayor experiencia de humildad que nadie me haya dado. Crecí como hombre, me di cuenta de que la persona y los logros que de verdad te hacen crecer, son las metas que tú vas alcanzando sin herir a nadie, e intentando comprender y no imponer, y la competencia solo conduce a la humillación de uno o de otro.
Hablo de la vida, aunque también se podría trasladar a lo espiritual.
Yo creo que lo primero que hay que saber es aprender a perder y todo lo que conlleva. Los celos o la envidia, como bien sabemos, van cogidos de la mano…
Aprendí a darle la importancia real que tienen y que no es vital ni traumática, sino todo lo contrario: más enriquecedora que el que quiere ganar a toda consta.
Todos los días podemos ganar y perder, pero en nuestras pequeñas metas e ilusiones, intentar mejorar es primordial en la enseñanza de la vida. El tener celos o envidia nunca te dejará avanzar, pues nubla tus pensamientos y oscurece tus objetivos. Deja que los demás se despedacen entre si y tú crece en lo personal, gana en valores, e intenta sonreír a la vida, que ya es difícil de por si , y encima nos la ponen cada día un poco más complicada.
Yo particularmente me aferro a las vivencias pasadas y a la lección que me dio la vida, sacando lo positivo de lo que otros solo ven lo negativo.
Yo estuve 9 meses en un centro donde no había ningún especialista que nos marcase ninguna pauta. Lo llevábamos entre todos. Aquello era el mundo en pequeño, pero todo lo malo reducido en una casa muy grande, donde había que sobrevivir… Yo interioricé muchos pensamientos de mi pasado y del momento que estaba pasando, para moldear un nuevo Fernando, una manera de volver a nacer, no entre en el juego de las envidias, celos y demás; ya lo había vivido fuera ¿por qué tenía que hacerlo dentro de nuevo?
La gente, que no era tonta, no dejaba de pedirme consejos, bueno consejos: buscaban palabras de alivio porque a nadie le gustaba estar recluido y menos seguir una disciplina. Yo, simplemente, lo que había que hacer lo hacía. Me importaba mi cambio interior, no el trabajo exterior. Por ahí empezó el cambio: entendí porqué había que dejar atrás un pasado, donde otros solo luchaban por vivir mejor o no hacer las cosas. Ese era un camino equivocado. Simplemente caminé con el paso cambiado. Espero se me haya entendido: crecí como persona, respetándome a mi mismo y empatizando con los demás. Simplemente cambié.
Sólo un último comentario que me dejé olvidado: por tener tenemos hasta celos de “Dios”. Así es de triste. En algunos casos nos tenemos celos por temas religiosos, y por ellos nos matamos.
Es una falta total de autoestima y un retroceso mental en el individuo, no llegar a separar el odio, amor, posesión… Pero terminando con la vida del otro ser humano no se acaba, todo al contrario, empieza un calvario psicológico… que no es el sitio ni el momento adecuado para ponernos a explicar por las diferentes etapas por la que pasa el sujeto, hombre o mujer. Los remordimientos por desgracia no se pueden matar.
La imagen puede contener: una o varias personas y texto

TODO PASA-

En la cima del éxito, de la fortuna, ya sea en el trabajo o interiormente, uno está en la plenitud, se siente dueño de todos sus sentimientos, cree que puede controlarlos,vamos un poquito más adelante y aunque suene ridículo se siente invencible.
Invencible, bonita palabra. Todo lo puede vencer. Aquí en España solemos decir que “va sobrado”, luchó para llegar a la cima pero como muchos en el camino se dejó la humildad, la empatía, la asertividad y tantas y tantas cosas. Olvidó lo primordial: los que estuvieron con él para ayudarle, y se abrió paso la soberbia, el peor de los pecados capitales ¿cómo va a volver a caer? Eso ya ni lo piensa ¡zas! de un plumazo lo ha borrado de su mente.
Pero amigos, llega el día que puedes tropezar, y caer dando trompicones. Según caes, abriéndote las heridas que tú ya no recordabas y que ahora duelen mucho, y vas cayendo, cayendo, cayendo hasta que llegas al principio de la montaña. El shock es fuerte, pues como persona, mejor dicho, “el antiguo yo” te lo han partido por la mitad, y te cuesta entender, te acurrucas y lloras pues no comprendes cómo te ha podido suceder, tú que controlabas todo y que sabías más que nadie, ahora te encuentras solo y lo más doloroso es que la soberbia, de un plumazo, te la has tenido que tragar y cuesta digerirla.
Te levantas y miras hacia arriba y ves lo lejos que está la cima, y entonces empiezas a recordar lo que te costó llegar, lo que dejaste en la subida y que nunca tenías que haber abandonado, los amigos que menospreciaste y que fueron los que estuvieron a tu lado en ese duro caminar para poder llegar arriba, y te entristeces, porque entonces es cuando aprendes una lección que probablemente no vuelvas a olvidar, y digo probablemente porque por desgracia muchos la olvidan continuamente, y es una constante en sus vidas.
Como iba contando, en esos instantes empiezas a reconsiderarlo todo, entenderás que siempre hay otra oportunidad, y que podemos perdonarnos, y volver a retomar el camino de subida como hombres nuevos, más sabios y más maduros, y con más herramientas en el bolsillo que nos harán ser mucho más creativos en situaciones difíciles y así poder afrontarlas, pero siempre ten presente que podemos volver a caer y nos podremos levantar y que después de un momento de dolor vendrá uno de alegría. Eres tú el que tiene que aprender a manejar los sentimientos porque como bien dice el titulo:
ESTO TAMBIÉN PASARÁ
La imagen puede contener: texto

jueves, 22 de junio de 2017

Nuestra juventud se quema

Aquel que lea este escrito verá que  los seres humanos se queman, sobre todo nuestra juventud, y no es un fuego que se pueda apagar echando y echando agua. Se nos queman los jóvenes con el modo de vida al que se están acostumbrando, a la falta de información de las familias, a la dejadez  y el desinterés de nuestros gobernantes y organismos, que en teoría  tendrían que implicarse en todo ello; a estos recortes que sufrimos los que tendemos la mano para dar soluciones y que hoy en día solo podemos dar buena voluntad e  ilusiones,  porque no hay nadie detrás que nos apoye realmente, y es triste vender humo a esos  muchachos y a todas las familias que esperan una palabra que les de esperanza.
El monte se quema y con el tiempo se recuperará. Pasaran treinta años, quizás menos, no lo se. Pero los destrozos de la droga en las personas  no se recuperan con tanta facilidad, o no se recuperan nunca o quedaran daños para siempre.
No me importa si no entendéis el escrito. Es importante la naturaleza, ya que es el legado que tenemos para  dejar a nuestras nuevas generaciones. No está bien que se queme o se esquilme, pero si esas generaciones se van pudriendo, en este caso que es la droga y la falta de respeto hacia todo ¿qué y para qué queremos que hereden?
En  todo esto empezamos con fuerzas,  y continuamos empujando y pidiendo lo poco que se nos pueda dar para atender a esas familias o a esas personas que tienen un fuego muy grande en casa, o que se les está empezando a formar,  y  que luego hay que tener vigilado siempre, para que no se avive. Es una dinámica muy brutal en la que está metida esta sociedad, donde para la foto aparecen todos, pero para remangarse desaparecen todos.
Claro que se queman los montes y desaparecen las especies, y me apeno de ello, pero puedo apenarme más de esos corazones que se queman por las epidemias  tan dañinas y asquerosas que atrapan a las personas en unas llamas continuas y que, ojalá, con una simple manguera apagásemos esas llamas para siempre.
Todavía necesitamos más jóvenes intentando solucionar algo que ni comprendemos ni acertamos a dar con la manera de lograr alejar;  y no tan jóvenes hundidos en todo esto, para que salgamos a denunciarlo y no nos escondamos en nuestras casas esperando que otros solucionen la papeleta o escondiendo la cara de vergüenza porque nos ha tocado a nosotros y preferimos escondernos como si fuera la peste.
Intentar arreglarlo es difícil, y comprender la situación y solucionar el problema con buena voluntad, pero con un  total desconocimiento, pues desde el momento que hay un “miedo al que dirán” ya  no se está preparado para afrontarlo.
Ojalá todo se arreglase echando agua y apagando el fuego. Ojalá. Pero me temo que esto es mucho más complejo y empieza  por dar la cara e informarse, porque  el futuro de mucha,  de demasiada  gente, está en juego.
Antes había un anuncio que decía: “Cuando el monte se  quema,  algo tuyo se quema”. Cambiar por la palabra droga , adicción, etc. y veréis cómo el significado de: “… algo tuyo se quema”,  siempre,  siempre, está en medio y da sentido a la frase, la muevas como la muevas .

Simple y sencillo. Directo y sin complicaciones.

Habla para que te entiendan, no hables pensando en que lo que tu explicas, otros lo entenderán. Observa al público al que te diriges, a las personas a las que quieres comunicar algo, y habla, como dije antes, su lenguaje.
Con ello no quiero decir que unos sean más inteligentes que otros, eso nunca lo puedes pensar, porque supondría un pequeño acto de soberbia ante los demás:”el sabio es humilde y habla con humildad, pues quiere que se le comprenda. Enfoco un tema que a mi, particularmente, me toca en mi trabajo, y en mi forma de ser y actuar ante la vida y por entendido ante los demás, y cuando hablo de ello es ahora, después del crack de 15 años vividos con la cocaína.
Ahora mismo no me gustan las personas que escriben o que van dando conferencias o charlas a familias, jóvenes , etc. y que utilizan  lenguaje científico, y desarrollan los temas de una manera incomprensible y cansina para los oyentes, dando igual la edad, y pensando que se dirigen a colegas o doctos en estas materias… Me parece perfecto que se conozcan científicamente los procesos que produce la droga en la persona, su funcionamiento en el cerebro del individuo, las innumerables maneras de llegar a realizar o fabricar la sustancia, el daño que ocasionan… en fin, toda esa maraña que es lógico que se estudie pues es necesario en Psiquiatría y Psicología para aplicar los diversos tratamientos  y para reconocer los medicamentos adecuados. Pero a lo que voy es a esas charlas, conferencias o escritos que desarrollan en páginas de ayuda o en locales, colegios, etc. y que en realidad no ayudan a entender el problema, ni logran hacer que el que lo lea y lo escuche se pueda identificar.Todo ello es mas simple, es lo que yo pienso y hago. Hay que ser simple y llano, hablar su lenguaje, contar experiencias, bien tuyas  o de otros en los que se puedan verse identificados o comprendan las actitudes, los signos que puedan darnos a entender que alguien cercano tiene un comportamiento fuera de lo normal, captar el interés de los oyentes o lectores y, llegado el caso, si es necesario se abran a ti, se acerquen a consultarte. Que las familias, al escucharte o leerte, vean situaciones por las que ellos están pasando. Es muy simple: es ponerse a la par, y desde su nivel podrás hablar, no de temas médicos que no se entiendan, sino de lo que hablan las personas, sus jergas, sus maneras, que se reconozcan en tus bromas y ejemplos, para empezar a entrar en el tema a donde tú quieres llegar. Me repito: es simple muy simple, muy simple y sencillo. Confúndete con ellos, que no te vean como el lobo que se comió a Caperucita o el listo que les habla  y va de sobrado, llamándoles la atención y metiéndoles miedo… Así lo único que se logra es una brecha imposible de cruzar y una frialdad en la que lo más probable es que no haya colaboración y sí mucho aburrimiento. Tienes que convertirte en un referente, en un pilar. Que te vean y hablen de lo que has pasado y reflexionen. Que  los jóvenes, a pesar de la edad, sean capaces de aceptarte y confiar en ti. Así se ayudara y se darán los mensajes. Lo demás son discursos para congresos científicos. Está bien saber de las sustancias, pero no hay nada como la experiencia. Es penoso decirlo, pero he tenido que experimentar para saber cómo enviar el mensaje.No podemos volver loco a todo aquel que esté metido en el mundo de la droga, con lecciones de moral, lecciones científicas y miedos. Si quieres llegar a ellos, vive su mundo y empatiza. Es difícil, porque no todo el mundo tiene ese don y se niega a que le ayuden a ayudar. Por esta razón, en vez de marchar todo juntos, encima hay envidias y celos entre nosotros…Así somos los seres humanos. En vez de hacerlo más sencillo, lo complicamos más, y lo peor es que estamos para ayudar a unos terceros .
Qué complicado ¿verdad?
Es mi opinión como Terapeuta.

miércoles, 21 de junio de 2017

El adicto busca la soledad :

No pensemos en el toxicómano como chaval del fin de semana con sus juergas, cuidado, eso puede ser un comienzo. El adicto busca la soledad para consumir y vivir el proceso del consumo, ese ya está enganchado, pero claro, las imágenes que nos dan de fiesta etc. ¡cómo equivocan a la gente! Por ahí no van los tiros, ese puede ser el comienzo de muchos de un largo calvario que no saben dónde termina.
Las familias, amigos, etc. sufridores en paralelo de la adicción y a veces no logran entender el por qué y el cómo, el cuándo…
Lo que hay que poner es manos a la obra para actuar todos en general, para, si se puede, devolver a ese ser humano a la normalidad, porque amigos, cuando se está enganchado uno ya no es persona, ni es nada, pierde todo lo que tiene como valores, fuerza de voluntad, autoestima… en definitiva, no es dueño ni de sus actos. No podemos pedirle a un toxicómano enganchado que sea dueño de sus actos y que actúe en consecuencia, eso es como hablar con un árbol, imposible. Eso, hablando con especialistas, me lo corroboran. En esos momentos no tienes esa capacidad de entendimiento. La justicia exime de responsabilidad ante el peor de los actos cometido por una persona que se encuentre bebido, drogado o bajo los efectos de cualquier sustancia que altera su capacidad de entendimiento, atenuando su pena.
Cuando pasen unos meses sin consumir, entonces sí se puede empezar a hablar de sentido común, te tienes que hacer cargo de lo que haces y un muy largo etc… La droga, amigos, destruye la autoestima hasta niveles bajísimos ¿cómo a una persona sin autoestima le puedes pedir coraje, conciencia, sentido común? ¿que recapacite? no se, me cuesta entender eso.
Empecemos a pensar que los enfermos necesitan tratamiento no reproches, ni abandono, hay casos que lo único que queda por hacer es dejarlo solo, entre comillas, para “verle las orejas al lobo”, y pida ayuda, mirad lo que he dicho “pedir ayuda”, cuidado, el que pide ayuda es porque no controla y no se encuentra bien, ojo y repito: “pedir ayuda”. Hay que sensibilizarnos que el que está en este submundo no vive nuestra realidad y no la percibe de la misma manera que los demás. ¡Qué fácil es señalar, criticar a las espaldas y dar de lado! ¿A cuántos de nosotros no nos ha pasado eso? Sientes cómo se apartan de ti y notas ese vacío, porque esa sensación queda en el tiempo. Qué tristes somos cuando alguien está al margen de lo que consideramos normal. Ayudamos unos pocos. Muchas palabras pero pocas manos.
Es una enfermedad difícil y de difícil tratamiento, ¿para qué queremos liarnos en ello? Esas son las sensaciones que yo tengo y he tenido, y tengo todo el derecho del mundo a explicarlas cuando doy una conferencia y en escritos, porque los enfermos necesitan ayuda, y esta enfermedad que ha creado el hombre, el hombre tiene que poner los medios para sanar, evitar y reinsertar.
Muchos que lean esto pensarán: “no, si al final los toxicomanos son unos angelitos”. Ni mucho menos, se hace mucho daño, mucho, pero hay que ser realista y llamar a las cosas por su nombre, hay quien no sale nunca, pero también hay unos pocos que hemos salido y nuestra voz se tiene que escuchar, sino ¿de qué vale todo esto? Qué triste, salimos de ella y nadie se acuerda de nosotros… No señor, a muchos se les tiene que continuar tratando y siguiendo hasta su total reinserción, y a las familias, hay que enseñarles, ayudarles a entender y cómo afrontar situaciones, a mi particularmente el alarmismo no entra en mi forma de pensar, algunos por ahí, no hacen nada más que alarmar. Yo desde aquí pido información cuidadosa, detallada, y no fotos exagerando el tema y sus efectos, eso tiene su momento, pero no se qué tiene esta sociedad que solo les gusta alarmar sobre los temas.
Informemos desde la calma y el sosiego, dando información veraz, testimonios reales y un largo etc. porque alarmar, en mi opinión, solo produce confusión.
Yo no culpo a nadie de mi primera raya y de las que vinieron después, porque a fin de cuentas la decisión fue mía y solo mía.
Sí, hay efectos psicológicos que en su momento no me echaron para atrás, es ahora cuando me están tratando todos esos temas sobre mi personalidad.

La imagen puede contener: texto

Nunca

EstheR Sánchez Orantos

Nunca..............Nunca es fácil, nunca se supera, siempre se lleva encima, pero es lo que en el fondo te da luz, te da fortaleza, de hacer resurgir, no tirar la toalla, seguir mostrando que merece la pena intentarlo, a pesar de las crudezas, de las caídas, de los resbalones, porque siempre existirá un motivo, para llegar a ser persona, para no embaucarte en cosas ajenas, para aceptar las situaciones, para encontrar soluciones y opciones, para superar todos los retos, que la vida te va poniendo.

Nunca es fácil, nunca se supera, siempre se lleva encima, pero es lo que en el fondo te da luz, te da fortaleza, de hacer resurgir, no tirar la toalla, seguir mostrando que merece la pena intentarlo, porque la vida sigue si o si, contigo o sin ti, porque todo no es de color rosa, pero tampoco tan negra como para no sentir el arcoíris, porque todo consiste en saber quién eres, que eres, como eres y reconocer tus imperfecciones, para poder rectificar, dar pasos pequeños, unas veces adelante, otras para atrás, pero siempre con tu sentido, con tu honestidad, con tu humildad, porque eres una persona, no ninguna diosa, y te puedes equivocar, pero estas en ello que es lo que vale.

Nunca es fácil, nunca se supera, siempre se lleva encima, pero es lo que en el fondo te da luz, te da fortaleza, de hacer resurgir, no tirar la toalla, seguir mostrando que merece la pena intentarlo, porque puedes expresarlo, porque puedes mostrarlo, porque estas contándolo, porque sabes serenar el alma, buscar opciones, buscar la luz, en vez de la oscuridad, que es fácil de ver y de sentir, porque es lo que es y en esta vida nada es fácil y nadie regala nada, porque todo pasa factura cuando tú no eres la que llevas las riendas, porque es como es y no hay más.

Nunca es fácil, nunca se supera, siempre se lleva encima, pero es lo que en el fondo te da luz, te da fortaleza, de hacer resurgir, no tirar la toalla, seguir mostrando que merece la pena intentarlo, porque puedes valorar, puedes avanzar, puedes madurarlo, o te puedes ahogar en todos los vasos de agua que veas, pero está en ti salir a flote, está en ti querer resurgir, está en ti ese poder, esa fortaleza, ese coraje, para no renegar, culpabilizar , sentir que no eres tú, envidiar o estar siempre pendiente de otros, para que te aplaudan o te rechacen, pero eres tú la que haces posible las cosas, por mucho que aparentes o busques hacer cosas, porque depende de ti y de nadie más.

Nunca es fácil, nunca se supera, siempre se lleva encima, pero es lo que en el fondo te da luz, te da fortaleza, de hacer resurgir, no tirar la toalla, seguir mostrando que merece la pena intentarlo, porque hoy estas, lo cuentas y lo vives. EstheR SO se feliz

martes, 20 de junio de 2017

A algunos nos cuesta más recibir que dar.

No tenemos problema en dar una opinión, dar esperanza,etc. Lo que de verdad nos cuesta es ser un “receptor” agradecido.
Al recibir de otros, estamos reconociendo nuestra necesidad de los demás, y eso no le agrada a nuestro ego. Necesitas la humildad de decir: ‘Te necesito, me haces mejor persona”. Esta es una de las reflexiones que suelo poner a diario en mi perfil, y pienso que refleja perfectamente ese momento que tenemos todos en el cual nos cansamos, nos bloqueamos, nos entristecemos o nos desborda el trabajo, necesitas descanso mental, necesitas reciclarte, olvidarte de tus pacientes o dejar durante un tiempo de escuchar, de empatizar con familias enfermos… porque a todos, y digo a todos, nos cuesta desengancharnos y necesitamos también ayuda.
Sabemos lo que decir, ser asertivos, empáticos, pacientes con los demás… pero cuando nos toca a nosotros callarnos y recibir, no sabemos cómo. Estamos tan acostumbrados a dar que nos bloqueamos, somos malos receptores porque solo damos, y algunos no somos capaces de aprender de aquello a los que estás tratando.
Cuando das y a la vez reflexionas sobre las personas a las que estás tratando o aconsejando, tienes que ser capaz de aprender del que sufre el problema, y entonces avanzas y no te bloqueas ni te desgastas. El aprendizaje y la ayuda puede ser por qué no, mutua, como la vida misma.
Unos aprendemos de otros y viceversa. No somos poseedores de la verdad absoluta, aunque los hay soberbios que se creen poseedores de una verdad absoluta.
Triste figura la del soberbio, que no escucha a nadie, sólo a si mismo.
En la vida hay que dar, pero también aprender a recibir, porque para todos hay momentos buenos y malos y es muy importante estar abierto a entender cualquier gesto, palabra, venga de quien venga, para intentar aliviarnos, porque te hará sentir bien a ti y hará sentir bien al otro.
La imagen puede contener: una o varias personas y texto

Es difícil

EstheR Sánchez Orantos

Es difícil..............Es difícil cuando no se intenta, cuando llenas el alma de rencores y odios, cuando no reaccionas con claridad, cuando solo buscas tener la razón, cuando te olvidas de tus principios y tus valores, cuando todo se reduce a una monotonía, sin tratar de comprender o empatizar con lo que te rodea, cuando pierdes la esperanza, por no saber dar una nueva visión a la vida, cuando te cierras pensando que solo eres tú y tus circunstancias, cuando no quieres ver la realidad que tienes, pero la vida siempre te hace reaccionar, cuando dejas que el tiempo fluya y vas dando sentido a todo.
Es difícil cuando no se intenta, cuando llenas el alma de rencores y odios, cuando no reaccionas con claridad, cuando solo buscas tener la razón, cuando te olvidas de tus principios y tus valores, cuando te dejas llevar por tu orgullo, por tus egos, por tus impotencias y miedos, cuando no tratas de buscar soluciones, solo sentirte víctima, de tu propio destino, cuando te refugias en religiones o en cosas, que no te solucionan la vida, solo te apartan de todo, porque no te hacen ser responsable de tus actos, solo justificaciones y excusas, para no hacer lo que debes, pero el tiempo te va enseñando que no todos los caminos son asequibles y que debes de reaccionar para sentirte viva.
Es difícil cuando no se intenta, cuando llenas el alma de rencores y odios, cuando no reaccionas con claridad, cuando solo buscas tener la razón, cuando te olvidas de tus principios y tus valores, cuando tratas de que prevalezca tu propias mentiras o mundos de fantasías, cuando buscas encadenarte , porque no sabes respirar tu sola, cuando te dejas arrastrar por todo y sales de las cosas sin apenas darte cuenta de lo que ha pasado, cuando no eres capaz de valorar y agradecer lo que otras personas intentan hacer, para aportarte esa luz que necesitas, cuando solo miras tu ombligo y no dejas entrar más aire, pero siempre hay motivos, para encontrarte una y otra vez y así poder empezar de nuevo.
Es difícil cuando no se intenta, cuando llenas el alma de rencores y odios, cuando no reaccionas con claridad, cuando solo buscas tener la razón, cuando te olvidas de tus principios y tus valores, cuando no luchas por lo que crees, cuando no toleras, cuando no eres dialogante, cuando siempre buscas que te halaguen o te solucionen las cosas, cuando no eres critica contigo misma y tratas de que otros te bailen la polca siempre, pero es la vida la que te va a enseñar que todo es lo que tu quieres, siempre que sepas respetar y amarte lo suficiente, porque hoy estas, lo cuentas y lo vives. EstheR SO se feliz

lunes, 19 de junio de 2017

SOMOS ENFERMOS, NO MONEDAS DE CAMBIO.

Mundo complicado en el que vivimos.
Cada uno va por su lado y toma partido en temas que ni conoce ni entiende. Opina de oídas y cree que eso es lo mejor. Muchos no tenemos ni personalidad propia para opinar, simplemente si lo dice fulano tendrá razón porque lo dice él. Con esto me refiero a muchos temas: política, trabajo, ayuda, etc.
Todavía vivimos en el mundo de “no te metas en líos”, cosa que no censuro, pero a veces hay que tender una mano a quien de verdad lo necesita. Todos tenemos nuestras ideas y nuestras opiniones, pero a veces no nos atrevemos a expresarlas por el empuje de una mayoría que, valga la redundancia, en mayoría no tiene ni idea de lo que realmente está haciendo porque sigue a alguien que considera un líder. No por ello digo que no haya líderes buenos, pero tiendo a pensar que la mayoría de ellos no suelen ser honestos porque solo manipulan a su favor, no por el de los demás.
Yo soy cristiano y pienso que solo hubo un gran líder que pensó en los demás oponiéndose a lo intereses de otros y al final acabó crucificado… Y digo esa famosa frase “Señor perdónalos pues no saben lo que hacen”. Frase para reflexionar.
Las masas, guiadas por unos manipuladores, masas incultas que fueron llevadas por el camino de unos fariseos que actuaban solo por su egoísmo propio. Uy, fíjate hoy en día cuánto fariseo y cuánto cerrado que no ve la realidad de las cosas y se deja llevar por esos fantoches… No todos, pero la mayoría, tienen dos caras. Esos que dicen que te ayudan y lo único que hacen es intentar hacerse un nombre con los necesitados, caridad barata, gente sin escrúpulos y vanidosa, que exprime al necesitado poniéndose una medallita para que ante los demas le crean un benefactor.
Muchos estaréis leyendo y sabréis lo que quiero decir. Falsos profetas que se aprovechan del enfermo para su propio fin. Pero ¿qué tipo de personas son esas, qué buscan? Beneficio propio y RELEVANCIA, TRISTE RELEVANCIA.
Tú que fuiste enfermo como yo, ayuda desde la humildad, no con el propósito de enriquecerte con nosotros. Sé digno, porque muchos creen que al haber sido exdrogadicto como muchos de nosotros eres buena persona y nos comprendes… OJO A ESE TIPO DE PERSONAS que solo busca su beneficio propio, y a los que le siguen. No por dejar de consumir quiere decir que no os expreséis. Una INSTITUCIÓN para recuperar a las personas solo persigue devolverle la dignidad y volverlos a la sociedad ayudándoles a volver a caminar libres de droga. Cuidado que hay sectas, que encima te cobran por ser socio. Hay que ser dignos y humildes. Por supuesto, si un enfermo solicita un centro y no tiene subvención tendrá que pagar una cantidad para el mantenimiento y tratamiento, pero aquellos que en este mundo van de sabios y eruditos agarrando billetes por donde pueden, a mi me dan asco, mucho asco. Acuérdate de tu pasado y ayuda desde el corazón, por una buena caua.
Esos otros son mas dañinos que la propia droga que mata al hombre, porque lo único que quieren es alinearlos con ellos, y conozco muchos que no voy a nombrar, pero en su día según me vayan yendo las cosas, denunciaré. Miedo poco, valentía un montó.
No trafiquéis con las penas de seres humanos y familias sumidas en la desesperación, yendo en grandes coches, como si de ministros fuerais. Me dais asco porque pienso en todo el que pide ayuda y se topa con vosotros. Ruego siempre a Dios que a los que estén mal y piden ayuda les ilumine y les lleve al sitio correcto.
Hoy tenía ganas de escribir esto. Que pierdo amigos, pues mira mala suerte,a mí no me tapa la boca nadie, estoy cansado de los que falsean sus perfiles porque como están vetados, lo hacen para enterarse de lo que hacen algunos otros; y de los que entran en tus correos para ver lo que haces, ¡pero qué estúpidos son!
Otros, y yo, solo nos dedicamos a abrir nuestros brazos e indicar caminos y opciones.
Así no son las cosas, no seáis tan tristes ni rencorosos, ni miedosos. Con la verdad por delante. Y nunca os aprovechéis del que está sufriendo, porque lo único que lográis es engañar, mentir y conseguir medallitas que no sé para qué sirven.
Prefiero ayuda del Estado y menos medallitas.
El humilde trabaja desde su humildad, sin espavientos, y le molesta que le den halagos. Esos son los verdaderos: hago lo que hago no por mí sino por los demás.
Yo no quiero halagos ni tonterías. Solo si sirve de ayuda a la causa, que es recuperar a los seres humanos que nos necesitan sin engaños y desde dentro de mi corazón, porque en su situación se merecen el cariño el respeto, etc. para devolverlos a la vida normal.
Eso es lo que vale. No por mucho saber quiere decir que el enfermo empatize contigo.
La imagen puede contener: una persona, sombrero, primer plano e interior

Sólo queda

EstheR Sánchez Orantos

Sólo queda............Sólo queda poder hacer lo que se dice, solo es una forma más de hacer posible lo que parece no serlo, solo es una manera de avanzar, sin resquebrajarte, sin caer en los vacíos , sin envidias, sin rencores, sin cosas que solo destrozan, pero nunca ayudan a madurar y a saber que siempre se sale adelante, cuando se busca esa luz, cuando se tiene disposición y cuando no tratas de hundirte tú, en tu propio barco, porque eres tú la única persona que podrás salir del mismo.

Sólo queda poder hacer lo que se dice, solo es una forma más de hacer posible lo que parece no serlo, solo es una manera de avanzar, sin resquebrajarte, sin caer en los vacíos , sin envidias, sin rencores, sin cosas que solo destrozan, pero no favorecen tu expresión, tu respeto hacia todo lo que te rodea, hacia ti misma, pero aun así la vida siempre da motivos para resurgir, serenar el alma, poder mirar desde todas las perspectivas, porque, a pesar de su dureza, siempre da un respiro para no enfrascarte en tu propia miseria.

Sólo queda poder hacer lo que se dice, solo es una forma más de hacer posible lo que parece no serlo, solo es una manera de avanzar, sin resquebrajarte, sin caer en los vacíos , sin envidias, sin rencores, sin cosas que solo destrozan, pero no se hacen sin pensar, solo siguiendo corrientes, o haciendo lo que los demás quieren que hagas, no se construye yendo como un elefante en una cacharrería, porque jamás se llega a ningún puerto de forma sana, solo se va cerrando todas las posibilidades, aunque tú te sientas bien, pensando que llegas al que tienes al lado o quieres recuperar, porque en realidad solo te haces daño a ti misma, cuando no vives y no dejas vivir, pero el tiempo pone todo en su lugar y algún día te darás cuenta del daño que te haces.

Sólo queda poder hacer lo que se dice, solo es una forma más de hacer posible lo que parece no serlo, solo es una manera de avanzar, sin resquebrajarte, sin caer en los vacíos , sin envidias, sin rencores, sin cosas que solo destrozan, pero te impide ver con claridad tu horizonte, no te hace que te responsabilices de tus actos, cuando solo buscas excusas y justificaciones, en cambio cuando tratas de ser coherente siempre encontraras una luz al final del túnel, porque eres tú la que puedes, eres tú la que haces tú realidad, puedes equivocarte una y mil veces, pero es lo que intentas día a día, lo que te hace valorar y agradecer que hoy estas, lo cuentas y lo vives, que es lo que te hace ser la persona que eres y dejar de ser gente de paso, que no sabe ni lo que es, ni lo que tiene.

Sólo queda poder hacer lo que se dice, solo es una forma más de hacer posible lo que parece no serlo, solo es una manera de avanzar, sin resquebrajarte, sin caer en los vacíos, sin envidias, sin rencores, sin cosas que solo destrozan. EstheR SO se feliz

viernes, 16 de junio de 2017

La triste carta de un amigo toxicómano

La triste carta de un amigo toxicómano
Hola Fernando:
La cosa va tirando, sin mono como tú me comentas, pues he visto monos físicos, allí en el centro y aunque eran de heroína, a mi eso no me sucede… Sí q me da bastante irritación, cabreo, un poco de nervio, pero yo eso lo llevo bien… No sabría bien explicarte lo que me sucede, cuando decido irme a consumir. Por ejemplo, a mi este mes se me han acabado todos los medios para conseguir pasta para consumir, porque yo no robo, entonces se que hasta el día 3, que cobro, no hay opciones de consumo, pero sin embargo cuando lleguen a mis manos ese día 50 euros, por mucho que intento evitarlo, las paranoias mentales, las falsas ideas de que voy a consumir la última vez, se empiezan a apoderar de mi hasta que me voy…
Ahora mismo todavía estoy en la fase de culpabilidad, arrepentimiento, esta vez lo consigo… en fin todo eso que tú ya sabes, pero al final vuelta a empezar…
Mi mujer sufre, claro que sí, pero ella no entiende lo que es esto ni por casualidad. Ella solo sabe lo que le está sucediendo, las consecuencias, que no hay dinero y críticas y más críticas… Dice sólo que no tengo escrúpulos, que no quiero a nadie.
Yo solo opino de estas personas y se lo digo: si tan fácil creéis que es; entra; consume, entra en la adicción, desarróllala y luego sal…
Le digo a mi señora que siempre será una mujer con mucha capacidad de aguante, pero nada más… no se implica, no lucha…
¡Bah! Es q necesitaría una tarde entera para contarte Fernando… Me voy a cocinar, que aunque te parezca raro, en mi casa cocino yo… pero ese mérito no se ve… y como creo que te dije, mientras esté el problema de la droga en una casa, todos los demás problemas, faltas, sufrimientos del drogadicto y éxitos o esfuerzos realizados, se qedan en la sombra… Sólo existe: LA POBRE, LO QUE ESTÁ PASANDO CON EL MARIDO… QUE LLEGA DE MADRUGADA… SOLO ESO…
Me voy que me estoy poniendo malo…
Un abrazo Fernando…
No sé si estarás de acuerdo pero te digo la verdad, lo que siento…
Una pregunta… ¿estarías a favor de la eutanasia en el drogadicto?

La imagen puede contener: texto

MI ADICCIÓN:

MI ADICCIÓN:
Empezar a escribir sobre lo que fue mi adicción, o dicho de otra manera, sobre esta enfermedad de la cual se sana pero sus síntomas persisten en el tiempo.
Esos 15 años que no sé si se perderán en el tiempo pero que muchas veces vuelven a volar sobre uno y duelen esos sentimientos de culpa y esa vergüenza que anidan en tu interior.
Esos días encerrado en casa, bloqueado y a la expectativa de mantener el coloque justo que no sé qué fuerza interna te pide, atento al bajón y a toda esa sintomatología tan desagradable, que en estos momentos que recuerdo, me produce un nudo en el estómago muy fuerte con una sensación de náuseas profundas.
Y siempre, siempre apurando el último gramo, hasta la última raya que no se porqué razón entra en tu nariz y el efecto es mucho menos duradero que las otras, y acto seguido llamando al camello para volver a comprar más, un acto compulsivo que es muy difícil evitar.
En mi caso he llegado a llorar y atarme las manos para no llamar al teléfono, pero imposible. Cuando te has dado cuenta vuelta a empezar, con un estado de ansiedad brutal y unas paranoias demenciales, te miran, te siguen. Conduces bajo los efectos de la cocaína. Solo deseas llegar al punto de reunión y sin esperar, con la yema de los dedos, volver a introducirte cocaína en la nariz y sentir que vuelves a estar a punto (colocado).
Las ganas de ir al baño te aumentan pues se te dilata el esfínter. Es como si tu cuerpo no fuera tu cuerpo sin tu dosis.
Vuelta a lo mismo, vuelta a empezar.
Corriendo para casa, a seguir en ese mundo de fantasía donde no existe tabú ni fronteras; donde tus más bajos instintos afloran…
Solo te sientes persona y seguro cuando tienes tu paquetito en el bolsillo. El mundo es tuyo y te vuelves muy sociable hasta que te pones más y más y vienen las ganas de la soledad y los bloqueos y solo deseas ponerte sólo en casa y rodearte de lo que el cuerpo te solicita.
Poner en práctica lo que la droga te libera es horrible, pero es así.
Luego, como en mi caso en los momentos de bajón, te lanzas a los relajantes de todo tipo para dormir y afrontar los bajones y, como en mi caso, estar durmiendo 2 días seguidos sin tener noción del tiempo y cada vez que me despertaba más pastillas para continuar durmiendo… Es una auténtica locura. Ahora que lo analizo desde mi estado actual, era un desecho humano.
Todo esto pasaba hasta que un día, cansado de esta situación, me fui a pedir ayuda a una UCA, en la cual tomamos la decisión de ingresarme en un centro, eso sí, los 15 días que entre análisis y pruebas, así como la aceptación en el centro, fueron brutales. Se me recetaron cantidades industriales de pastillas para, creo yo, poder aguantar, pero ni con ellas. Me lancé a una espiral de coca demencial, donde ya no me importaba nada, me daba igual aparecer muerto que quitarme la vida…
Se sufre y se sufre mucho, por lo menos yo. Vas pidiendo ayuda pero no sabes cómo decirlo. La gente, si no te rechaza, mira hacia otro lado, ya no les interesas, lo entiendo y lo comprendo, pero no quita que me duela.
Bueno, un relato más de mi experiencia.

La imagen puede contener: noche

miércoles, 14 de junio de 2017

MANIPULAR?.

Yo fui “manipulador” para conseguir mis dosis y dinero para la droga, fui un experto en la materia y como yo muchos que van a leer este escrito, no tenía límites, era mi forma de actuar con tal de conseguir lo que quería (droga), no me voy a quitar culpa por ello, pues estaba muy enfermo, los que me duelen son los que estando bien, abusan de los sentimientos de los semejantes solo por el hecho de ser limitados e inseguros en su vida diaria, lo siento, me duelen esas personas, si son conscientes de lo que hacen me da vergüenza ajena.
Hoy en día lo de “manipular” está a la carta: políticos, periodistas, etc… todos mueven las cosas en su propio beneficio, a esos se le cala enseguida, pero el que se esconde y se mueve en otros entornos, familiares, matrimonios, amigo/as…… Ese para mi, es el peligroso porque solo se mueve en su terreno y cuando sale de él vuelve cargando contra sus seres queridos culpándolos de los propios errores cometidos fuera de su entorno, haciendo sentir culpable a cualquiera que le preste atención o le quiera, así no pueden vivir porque los seres queridos se cansan o se va quedando solo, hasta los amigos ya no le quieren muchas veces escuchar, simplemente se pasa a no hacerle caso hasta que se de cuenta que las palabras, a veces, no son huecas y calan en los que te quieren y no se les puede anular hasta el extremo de vaciarlos.
Se les tiene que hacer comprender que la vida está llena de conflictos y de personas con diferentes principios y formas de actuar, se les tiene que decir cuando “manipulan” ¿para qué?, poco a poco y a pesar de los pesares, verán que hay otras maneras de decir o exponer sus criterios, si no se pueden volver egocéntricos totales y eso, hoy en día, es un tanto peligroso porque la sociedad en que vivimos no perdona y arrasa a todo el que puede, su futuro depende de lo que le hagamos entender y comprender, y que se valore y valore a los demás.
Esto también sucede en la ancianidad, cuando nos hacemos mayores ese sentimiento de soledad y de que nuestro final está cerca, nos puede llevar a “manipular” los sentimientos de los demás porque, el no saber expresar nuestra angustia y miedo nos lleva a mover todos los hilos posibles para que estén pendientes de nosotros por el miedo a la soledad, muchas personas mayores lo utilizan muy a menudo, haciéndose víctimas o diciéndonos lo pronto que está su destino y qué es lo que les queda.
Difíciles momentos de la vida, los de la ancianidad, no sé cómo serán los mios (mis momentos de ancianidad), espero, mejor dicho, le pido a Dios que si llego a esas edades sepa cómo afrontarla lo mejor posible y en la mejor disposición posible, en fin, ya veremos.
Un día fui un gran “manipulador”, ahora aprecio a los que me quieren, prefiero callar cosas para no angustiarlos y vivo pendiente de sus vidas, prefiero sufrir yo a que sufran ellos, que me valoren por lo que soy y como soy y no por mis mentiras.
Ese es el actual Fernando Reyes.
La imagen puede contener: una o varias personas, personas de pie y calzado

Se dice

EstheR Sánchez Orantos

Se dice..............Se dice las tonterías las justas, cuando sabes priorizar, cuando no te pierdes en pequeñeces, cuando no tienes que compararte , ni envidiar a nadie, cuando haces tu camino poco a poco, sin prisa , pero sin pausas, cuando no tienes que reprocharte más de la cuenta, cuando vas dando lo mejor, a pesar de equivocarte una y mil veces, pero no necesitas dependencias , ni que nadie te baile la polca, para continuar, cuando sigues mirando de frente y con la conciencia tranquila, porque no tratas de hacer daño gratuito a nadie.

Se dice las tonterías las justas, cuando sabes priorizar, cuando no te pierdes en pequeñeces, cuando no tienes que compararte, ni envidiar a nadie, cuando haces tu camino poco a poco, sin prisa , pero sin pausas, cuando expresas desde el corazón, cuando no vas buscando lo absurdo por desesperación, cuando no te agarras a clavos ardiendo, para no quedarte sola, cuando sabes que todo camino es complicado, porque siempre existirán piedras y montañas, pero también sabes que tienes dones suficientes, para superarlo, porque eres especial.

Se dice las tonterías las justas, cuando sabes priorizar, cuando no te pierdes en pequeñeces, cuando no tienes que compararte, ni envidiar a nadie, cuando haces tu camino poco a poco, sin prisa , pero sin pausas, cuando toleras, amas, dialogas, no te pierdes en la violencia de la impotencia, en inventarte historias para no dormir, cuando no quieres ser siempre protagonista en el lago de los cisnes, cuando trabajas con cariño, cuando haces todo no para que te vean, sino porque es como se debe hacer, cuando a pesar de las dificultades eres capaz de levantarte y sonreírle a la vida, porque conoces tu ser y sientes esa pasión, para vivir, con intensidad cada minuto.

Se dice las tonterías las justas, cuando sabes priorizar, cuando no te pierdes en pequeñeces, cuando no tienes que compararte, ni envidiar a nadie, cuando haces tu camino poco a poco, sin prisa , pero sin pausas, cuando sabes que no puedes hacer más de lo que haces, conoces tus imperfecciones, tus errores, los rectificas y tratas de no repetirles una y otra vez, porque vas creciendo, madurando y no te basas en superficialidades y materialismos, que te van matando en vez hacerte ser esa persona que mereces.

Se dice las tonterías las justas, cuando sabes priorizar, cuando no te pierdes en pequeñeces, cuando no tienes que compararte, ni envidiar a nadie, cuando haces tu camino poco a poco, sin prisa, pero sin pausas, cuando valoras y agradeces todas las oportunidades, porque eres consciente de que hoy estas, lo cuentas y lo vives, que es más de lo que se puede pedir.EstheR SO se feliz